BABILÓN

VISIÓN

La visión de la Asociación Babilón es mejorar la empleabilidad de las personas con discapacidad o en situación de exclusión social. Fomentando el cambio de la visión sobre la discapacidad y promoviendo así el cambio en la sociedad hacia un modelo de inclusión real.

 MISIÓN

La misión de la Asociación Babilón es facilitar y proporcionar los apoyos necesarios e individualizados a cada persona participante y a sus familias para que puedan desarrollar el proyecto de vida que ellas determinen. Mejorando su calidad de vida y favoreciendo así su inclusión social y participación en la comunidad.

Además de concienciar sobre lo que aporta conseguir un empleo, tanto para la persona como para su familia: poder de elección, autogestión, autonomía y empoderamiento personal. En definitiva, PROYECTO DE VIDA.

VALORES

  •       Profesionalidad: El ejercicio de responsabilidad, coherencia, confidencialidad, compromiso e implicación.
  •       Compromiso y responsabilidad: Participación e implicación en las actividades y proyectos, cumpliendo con promesas y obligaciones.
  •       Inclusión e igualdad: Acción para lograr que todas tengan las mismas posibilidades y oportunidades para realizarse como persona.
  •       Cercanía/calidez: Trato con afectividad, cariño y cordialidad a las personas participantes y a sus familias.
  •       Innovación: Emprendimiento, búsqueda de cambios, creando nuevos modelos de actuación. 

Con el tiempo, esta postura, que no empezó siendo más que una filosofía de vida, se fue profesionalizando a la vez que lo hacía el grupo de personas que dio origen a todo, con lo que esa idea de Babilón se convirtió en una entidad sin ánimo de lucro con unos fines y unos objetivos definidos, y con una organización clara y funcional. De igual manera, la idea de la integración social se fue extendiendo a todo tipo de colectivos en riesgo, no centrándose únicamente -aunque sí en mayor medida- en las personas con discapacidad. Actualmente, como entidad sin ánimo de lucro de acción social, la Asociación Babilón define su filosofía de actuación a través de la siguiente visión, misión y valores: Todas las personas tienen una dimensión individual, que los convierte en seres irrepetibles, y una dimensión social, que les hace pertenecer a una comunidad. Esta doble dimensión hace necesario el proceso de socialización. Una buena socialización ayuda al desarrollo de la persona en su doble dimensión y con ello se perfecciona, se convierte en mejor persona. Para contribuir a ello, la Asociación Babilón apuesta por la integración social de todo tipo de colectivos en riesgo y por la educación no formal como metodología de intervención.

Nuestro recorrido

Babilón es una idea que nace en el año 1998 de un grupo de jóvenes sensibilizados ante la ausencia de alternativas de ocio para el colectivo al que pertenecen. En un primer momento, esta intención se tradujo en campamentos y actividades de tiempo libre puntuales que les llevaron a conocer una nueva realidad. Si los jóvenes en general tenían pocas opciones de ocio alternativo, peor era la situación de los jóvenes que tuvieran alguna discapacidad, puesto que para ellos las oportunidades eran nulas. Así pues, con una nueva intención, este grupo de personas continuó programando actividades del mismo tipo en las que pudieran participar en igualdad de condiciones jóvenes con y sin discapacidad, en un espacio verdaderamente inclusivo y al mismo tiempo terapéutico.

En el 2007 hay un punto de inflexión en los objetivos de Babilón. El reto de la Asociación Babilón es contribuir a que cada persona con discapacidad y/o amplias necesidades de apoyo, pueda llevar a cabo su Proyecto de Vida con plena inclusión social.

Observamos que las personas con discapacidad tienen dificultades a la hora de alcanzar cierto nivel de autonomía para desenvolverse en su vida diaria. Nos encontramos con un alto nivel de sobreprotección de las familias cuidadoras, lo que desencadena falta de autonomía y escasez en la autodeterminación de sus familiares con discapacidad. En cuanto a la formación de las personas con discapacidad y/o trastornos del desarrollo, se suele alargar su educación en un centro específico hasta los 21 años de edad, de manera que cuando finalizan esta etapa se encuentran que han perdido los mejores años para su formación e inclusión laboral.

Por otra parte, nos encontramos con jóvenes que pueden haber seguido una educación en centros ordinarios, pero debido a su discapacidad, trastornos del desarrollo y/o problemas de conducta, no consiguen los objetivos de la educación obligatoria y se ven abocados al fracaso académico y social (rechazo, bullying…) No cuentan con una preparación para el mundo laboral y la opción de realizar una formación profesional normalizada, escapa a sus posibilidades.

Desde hace algunos años nos encontramos ante un cambio muy importante en la forma de abordar la discapacidad, a partir de un marco de intervención basado en la respuesta a las necesidades de las personas desde la oferta de servicios y apoyos que se proporcionan y también desde el punto de vista de los derechos que tienen las personas con discapacidad. En este sentido, en 2006 se aprobó en la ONU la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, que constituye el mayor exponente legislativo en términos de igualdad de oportunidades, accesibilidad e inclusión y que supone un referente normativo de nuestros proyectos. La Asociación Babilón asume el compromiso de capacitar a las personas con discapacidad para ejercer los roles de contribución atribuibles a cualquier ciudadano, logrando la plena inclusión social y laboral. Para cumplir con este compromiso plantea 3 líneas de actuación:

  1. Programa PARTICIPA, un programa de desarrollo personal, para personas mayores de 21 años, que tienen como objetivo alcanzar el máximo nivel de autonomía, participación e inclusión.
  2. Los PFCB (Programas Formativos de Cualificación Básica) adaptados a personas con discapacidad, para jóvenes entre 16 y 21 años.
  3. Programa IMPULSA, destinado a mejorar la empleabilidad de las personas con discapacidad.

 

Todas las líneas de actuación buscan aumentar la Calidad de Vida de la Persona, incluyendo, siempre que sea posible, facilitar el acceso al empleo, como pieza fundamental para conseguir la máxima autonomía y desarrollo personal.

METODOLOGÍA, ¿CÓMO LO HACEMOS?

Los proyectos se fundamentan en la metodología activo-participativa. La metodología activo-participativa es una forma de concebir y abordar los procesos de enseñanza aprendizaje y construcción del conocimiento.

Entendemos que la metodología de la Asociación Babilón debe ubicarse en los nuevos modelos de concepción de la discapacidad, que pretenden ofrecer una imagen de las personas con discapacidad centrada en sus competencias. Conceptos como modelo de apoyos, autodeterminación, calidad de vida, accesibilidad universal, diseño para todos, vida independiente, etc., constituyen un nuevo modo de entender la discapacidad y lo que es más importante, de ellos se derivan implicaciones importantes en los ámbitos educativos, laborales y sociales y cambios en las organizaciones y en los servicios de atención a las personas con discapacidad.

Estamos de acuerdo con Verdugo (2006) cuando afirma que la discapacidad no puede identificarse exclusivamente como una característica del individuo, sino que debe entenderse como un estado del funcionamiento de la persona, que depende no solo de las condiciones individuales, sino que está muy influido por las oportunidades que tiene la persona para desarrollarse, así como por los apoyos que se le ofrecen para facilitar tal desarrollo.

La fundamentación teórica que contextualiza nuestros proyectos se sitúa entre las principales aportaciones en relación a la evolución que ha tenido el concepto de discapacidad intelectual, centrado actualmente en el modelo de apoyos. También hemos considerado otros enfoques que pueden fundamentar nuestra metodología e implementación diaria, nos referimos a calidad de vida, autodeterminación y autonomía personal, accesibilidad de los contextos, vida independiente y modelo social. Nos basamos en el respeto hacia cada persona, en sus capacidades y en sus posibilidades de contribuir, por lo que potenciamos los roles sociales valorados. Para conseguir sus sueños y disfrutar de una vida plena, apoyamos el desarrollo de las competencias y habilidades necesarias para conseguirlo. 

Para ello nos basamos en los modelos de intervención:

  •        El modelo de Calidad de vida
  •        Autodeterminación y autonomía personal
  •        Accesibilidad y adaptación de los contextos
  •        Modelo de apoyos
  •        Planificación Centrada en la Persona
  •        El Apoyo Conductual Positivo

MODELO DE CALIDAD DE VIDA

El objetivo de todo proceso educativo y formativo debe estar enfocado a mejorar la calidad de vida de las personas a quienes se dirige. Schalock (1996) plantea que el concepto “calidad de vida” es un concepto multidimensional, formado por varias dimensiones: bienestar emocional, bienestar físico, bienestar material, relaciones interpersonales, desarrollo personal, autodeterminación inclusión social y derechos. La calidad de vida para personas con discapacidad se compone de los mismos factores que para el resto de las personas. La calidad de vida aumenta cuando se da el poder a las personas de participar en decisiones que afectan a sus vidas y cuando se da una aceptación e integración plena en la comunidad.

AUTODETERMINACIÓN Y AUTONOMÍA PERSONAL

Un elemento o indicador fundamental que define el constructo de calidad de vida es que el individuo alcance la mayor autonomía personal posible. Para que una persona con discapacidad logre esa autonomía es necesario que, desde el principio de su proceso educativo, los educadores tengamos muy claro el objetivo que queremos lograr: cada actividad propuesta debe tener como fin último la autonomía personal adquirida de manera responsable y proporcionando la mayor calidad de vida posible. La autodeterminación es uno de los elementos centrales del concepto de calidad de vida como ya hemos visto. Se refiere a la capacidad para actuar como el principal agente causal de la propia vida y realizar elecciones y tomar decisiones relativas a uno mismo, libre de influencias o interferencias externas indebidas (Wehmeyer, 1996). De la definición de Field y cols. (1998) se pueden señalar, entre otros, los siguientes componentes de la autodeterminación:

  •         Autonomía
  •         Autorregulación (autoinstrucciones, autorrefuerzo, etc.)
  •         Creencias sobre su capacidad de control y eficacia.
  •         Autoconciencia (conocimiento de sus puntos fuertes y de sus limitaciones).

 

No cabe duda que el desarrollo de todos estos componentes va a resultar complejo y complicado para muchas personas, pero se trata de que cada una vaya avanzando hasta que sus capacidades se lo permitan.

ACCESIBILIDAD Y ADAPTACIÓN DE LOS CONTEXTOS

Estamos de acuerdo con Gómez (2003) en considerar la discapacidad como una situación social de objetiva desventaja que tiene su origen en la limitación personal que sufren los individuos a causa de una deficiencia física, psíquica o sensorial. La accesibilidad y la adaptabilidad de los contextos debe ser una condición necesaria para brindar oportunidades de participación a las personas con discapacidad, oportunidades que hay que considerarlas como derechos irrenunciables. Es necesario trabajar no sólo con las personas con discapacidad, sino también en el contexto, lo que supone redefinir y revisar actitudes y percepciones de familiares, profesionales y sociedad en general. En relación a la intervención en los contextos hay que ofrecer apoyos en los distintos contextos, proporcionando oportunidades a las personas con discapacidad y diseñando ámbitos de participación. El acceso al centro de trabajo, a la escuela, a la estación de ferrocarril, al parque, etc., constituyen una necesidad de primer orden para poder mantener una calidad de vida adecuada. Pero también el acceso a la lectura, a la información, a la formación profesional, etc. supone una prioridad para las personas con discapacidad. El acceso a los entornos, a los servicios a los bienes y productos es una cuestión de igualdad de oportunidades que debe plantearse como exigencia para las personas que no han tenido ni tienen fácil su participación en la sociedad.

MODELO DE APOYOS

Lo esencial de este cambio de enfoque se expresa en la pregunta: ¿qué apoyos necesita una persona para participar en su comunidad, para asumir roles socialmente reconocidos y para llevar el tipo de vida que desea llevar y sentirse más satisfecha con su vida? Responder a esa pregunta requiere determinar qué desfase existe entre las capacidades y habilidades que tiene una persona y las que requeriría para funcionar en su comunidad y para llevar una vida más cercana a sus preferencias y a sus opciones. Dado que las personas funcionan en diversos contextos, es necesario evaluar o medir ese desfase en los distintos contextos en los que se desenvuelve. Para ello, el Modelo de Apoyos diferencia varias áreas importantes en la vida y en el desarrollo personal: vida en casa; vida en la comunidad; formación y educación; empleo; salud y seguridad; área conductual; área social; y protección y defensa de la persona. En cada una de estas áreas, cada persona puede requerir diferentes tipos de apoyo y de diferente intensidad. El objetivo es que, a través de la prestación de apoyos en las diferentes áreas de la vida, la persona consiga mejorar su grado de independencia, su nivel relacional, su nivel de participación en la comunidad y su bienestar personal.

PARTICIPACIÓN CENTRADA EN LA PERSONA

La Planificación Centrada en la Persona gira siempre, en su concepto y en su aplicación, en torno a dos preguntas básicas centradas en la persona con discapacidad: ¿Quién es realmente esta persona? ¿Cuáles son sus deseos, sus preferencias, sus necesidades, sus capacidades, sus miedos? ¿Qué papel desempeñamos en su vida y cómo podemos ayudarle a conseguir que su vida sea más acorde con lo que realmente desea, con lo que ella considera importante y deseable? La Planificación Centrada en la Persona se estructura como un proceso continuo de escucha y de aprendizaje orientado a tratar de saber lo que es importante para la persona, tanto en relación con su vida presente como en relación con sus planes de vida para el futuro. Es, además, un proceso de carácter colectivo, en el que participan tanto la propia persona con discapacidad como todas las personas —familiares, amigos y profesionales— que mantienen un fuerte vínculo con ella, siempre que ella previamente acepte su participación.

APOYO CONDUCTUAL POSITIVO

Es una técnica de modificación de conducta diseñada para cada persona, con el fin de abordar los problemas de conducta desde el respeto y la dignidad, ayudándole, sobre todo a cambiar estilos de resolución de problemas y dotarles de estrategias y herramientas para poder solucionar los retos y situaciones que se vallan presentando en el día a día. El Apoyo Conductual Positivo se estructura en torno a cuatro fundamentos básicos en relación con las conductas problemáticas y la eficacia de la intervención.

  • Las conductas problemáticas están directamente relacionadas con el contexto en el que se producen.
  • Las conductas problemáticas tienen una función muy concreta para la persona que las presenta.
  • Las intervenciones más eficaces se basan en un profundo conocimiento de la persona, de sus contextos sociales y de la función que, en dichos contextos, desempeñan sus conductas problemáticas.
  • El Apoyo Conductual Positivo debe basarse en valores respetuosos de la dignidad de la persona, de sus preferencias y de sus metas individuales.

¿QUÉ HACEMOS?

Las acciones de la Asociación están basadas en cuatro pilares básicos de actuación:

Junta Directiva

Uniendo fuerzas, forjamos independencia

FABIÁN LLEDÓ VERDÚ

PRESIDENCIA

Lorem Ipsum es simplemente el texto de relleno de las imprentas y archivos de texto.

MANUEL ROIG ABAD

VICEPRESIDENCIA

Lorem Ipsum es simplemente el texto de relleno de las imprentas y archivos de texto.

VANESSA RECHE LILLO

SECRETARÍA

Lorem Ipsum es simplemente el texto de relleno de las imprentas y archivos de texto.

IVÁN RECHE LILLO

TESORERÍA

Lorem Ipsum es simplemente el texto de relleno de las imprentas y archivos de texto.

VOCALES

Lorem Ipsum is simply dummy text of the printing

GLORIA MIRA GARCÍA

Lorem Ipsum is simply dummy text of the printing and typesetting industry.

ELISABETH GARCÍA MIRA

Lorem Ipsum is simply dummy text of the printing and typesetting industry.

JOSÉ MIGUEL ORTÍZ GALIANO

Lorem Ipsum is simply dummy text of the printing and typesetting industry.

JEFFERSON STEEVENS CARANQUI CASTRO

Lorem Ipsum is simply dummy text of the printing and typesetting industry.

MARÍA PEÑALVER GARRIDO

Lorem Ipsum is simply dummy text of the printing and typesetting industry.

ALEJANDRO AÍS RAMÍREZ

Lorem Ipsum is simply dummy text of the printing and typesetting industry.

STAFF

Lorem Ipsum is simply dummy text of the printing

JUAN JOSÉ SÁNCHEZ SILVA

COORDINACIÓN / TÉCNICO EMPLEO

ROSA GUILL VIDAL

PSICÓLOGA / TÉCNICA EMPLEO

ANA SÁNCHEZ DOMÍNGUEZ

TAPSD, GRUPO PARTICIPA

IRENE MOLINA NAVARRETE

PROFESORA PFQB / TIS GRUPO PARTICIPA

DAVID SELLÉS VICEDO

PROFESOR PFQB

ELISABETH GARCÍA MIRA

LIMPIEZA

SANTIAGO ALBERT FERRE

RESPONSABLE RECOGIDA RESIDUOS
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad
Responder
1
Únete a Babilón
¿Sabías que unirte a Babilón tiene muchas ventajas? ¿Deseas más información de nosotros?