Las actividades comunitarias se realizan directamente en la comunidad, con la finalidad de generar espacios de participación social con los ciudadanos, en diferentes contextos. En estos casos, los destinatarios son las personas que componen la sociedad.

La finalidad de estas actividades pueden ser meramente lúdicas, pero, por lo general, llevan aparejados la transmisión de valores prosociales, cuyo beneficiario directo es la comunidad en general.

  • Talleres y animaciones infantiles
  • Actividades de sensibilización
  • Recogida solidaria: material escolar, alimentos, otros recursos... para aquellos que más lo necesitan.